CLUB DE LAS POETAS VIVAS

                              

Curriculum del grupo:

El Club de las poetas vivas es un grupo de personas que se conocieron en un cursillo de poesía y como les gustó tanto, entre cafés y refrescos el verano del 2010, decidieron formar este grupo formado por Dolors, Conxa, Carmina, Mari Carmen, Margarita, Rosa, Raquel, Juan Antonio, Elisabet y Susana.

Está abierto a todas aquellas personas que les guste la poesía. xael@ya.com

 He aquí una poesía muy original que nos ha enviado Elisabet:

BUÑUELOS DE SILENCIO

 INGREDIENTES

 Un paquete de silencio irisado

Medio litro de rocío de primavera.

Un chorrito (largo) de amor reinventado, a ser posible de 90º

 Para la crema

vuelo de mariposa

murmullo de olas

recuerdos blancos.

 Juntar en un instante dulce el silencio, el rocío y el amor, remover con m anos de luna hasta que la masa esté compacta, dejarla reposas un suspiro, se le da forma deseada, nieve, playa, flor, cristal... y dejad que se dore en las llamas de la felicidad.

Reservar.

Por otro lado, en un jardín encantado batiremos el vuelo de las mariposas, el murmullo de las olas y los recuerdos blancos hasta que cojan la consistencia deseada.

Poned en un sueño una base de crema, encima la ración de buñuelos tibios y se espolvorea con polvo de nube verde.

 Se aconseja acompañar con una copa de amistad recién sembrada, no importa la añada.

 Xa el 7-dic-11

Elisabet

♣♣♣

 De Raquel, publicamos:

ELLA ES ASÍ

Joven, atrevida, pies de agua marina.

Cabello arenosos, enmarañado por la brisa fresca,

cuerpo torneado esbeltamente por Gaudí.

Aroma a puerto, gaviotas y girasoles.

¡Ay! de tus manos de semillas, que colmaron

mi hambre de errabundo buscador de molinos de viento.

¿Te encontré o me encontraste? No lo sé, ya no importa.

Sé que en tierras próximas Miguel Cervantes,

aún sigue escribiendo la vida prohibida de Don Quijote.

Como embebido en Gradiva, Salvador Dalí,

pintará sin prejuicios durante trescientos años más,

obras escandalosas, inspirado en mil girasoles desnudos.

Siento que estoy allí, con ellos, como tú, conmigo.

La multitud se multiplican por las Ramblas, sin vernos.

Saben quien eres pero no te ven como yo te veo,

ni me ven como tú me ves.

Joven, atrevida… pies de agua… manos de girasol…

Me sostienes por un hilo de semillas vivas.

Me aferro a tu cintura desnuda para no perderme

en los días sombríos, cuando te vea como debiera.

 Raquel.

 ♣♣♣

25/ 10/ 2012  POETAS VIVAS

ESTA LUZ

ESTE FUEGO QUE DEVORA

Mi alma está inquieta y la luz me hace ver sombras de colores.

Es mi fuego que me devora sin dejarme respirar.

Margarita

Miro la Luna.

Siento tus besos blancos.

En mi mejilla.

 

¡Cuán bello debe ser,

estar contigo amor!

Margarita

En el espejo

se reflejan tus manos

de porcelana.

 

Se pierde la esperanza

de verte en lontananza.

Juan Antonio

Esa angustia de cielo mundo y hora.

Este alacrán qu por mi pecho mora,

reverdece la podredumbre de mi pena.

En este ancho y procelosos océano.

Postrer emplazamiento de mi alma.

Juan Antonio

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

 

Pensamientos poéticos:
 

No, no quiero sucumbir pero me obligan.

Y no quiero.

Me resisto.

                                Raquel.

 

Pájaros que voláis mirando el cielo

Decirle a mi amor, cuánto lo quiero.

               Dolors.

 

Ay aquella flor que camina boca abajo

Al alba nos regalará los rayos de la Luna.

               Elisabet.

 

Esparce ilusiones.

Recogerás vida.

 

               Carmen.

 

Por las calle va bajando el gitano de mi vida.

¿Dónde irá? ¿Dónde?

Camino deprisa y agitado.

No piensa, sólo quiere llegar no sabe dónde.

Y miro como se aleja entre noches de acero

porque mi rosa se ha apagado y él no encuentra mi faro.

Mordisquearé violetas aderezadas con amor.

     Elisabet

 

Para ti amapolas frágiles.

Para mi felicidad atrapada.

Para ambos, un día con calzado blanco.                              Mari Carmen

 

 La mariposa, enredada entre algodones de néctar

perdió el miedo a morir

y brilló en su partida con las alas al viento.

 Raquel

 

 La luna niña buscaba rayos rosas entre sombras de piedra.

sus manos de cristal tropezaron con un sombrero roto

que guardaba entre sus entresijos las nanas de azúcar

que una ausencia huida cantaba a su princesita de azabache.

 Elisabet

 

 Tuve una rosa en la mano,

suspiré,

sus pétalos cayeron al mar.

Las olas los acariciaron con lágrimas de lágrimas.

 Margarita

 

Mi rosa de los vientos,

un suspiro en la brisa.

Un tiempo que da la vuelta al horizonte.

Se mece en el ocaso y al amanecer

                                           del Sol.

 Rosa

♣♣♣

25/ 10/ 2012  POETAS VIVAS

Al olmo viejo

hendido por el rayo

por su mitad

 

Llora la primavera.

las cenizas del ayer.

Elisabet

 

ESA ANGUSTIA DEL CIELO MUNDO Y HORA
 
Cerrar la ventana cuando el amanecer despierta.
Cubrir las sábanas con pétalos de rosa.
Iluminar con recuerdos el cabezal escarchado.
Acurrucar el ayer para desnudarme de futuro
y asesinar esa angustia de cielo mundo y hora que me entierra.
 
Elisabet

         

Volver a página principal